4 Desayunos Saludables y Fáciles que Satisfacen y Estimulan tu Metabolismo

Muchos ya me han escuchado decir esto antes, pero lo volveré a decir – ¡un desayuno saludable y completo (con fibra, grasas saludables y proteína) es clave!  Es una de las herramientas más valiosas para alcanzar un estilo de vida saludable, ¡y además, puede/debe ser DELICIOSO!

*Nota: si estás intentando la práctica de AYUNAS junto con una dieta estilo Keto, eso también funciona para ciertas personas, pero lo veo como la excepción y es algo que sólo le conviene a ciertas personas y aplicándolo de forma inteligente. Si quieren mi ayuda con este tema, feliz de ayudarles. Para la mayoría, un desayuno completo y saludable es clave. Lean más…

Nuestras mañanas por lo general suelen ser muy ocupadas y apuradas, ya sea con tus hijos, o tratando de encajar una rutina de ejercicio antes de empezar el día, ocupada con el trabajo, viajes, o simplemente aprovechando cualquier minuto extra para extender nuestro sueño.  Sea cual sea la razón, con los horarios tan atareados, por lo general tenemos poco tiempo para preparar nuestros desayunos. 

Es por esta razón que necesitamos algo que sea fácil de preparar, delicioso y también que nos satisfaga, pero que al mismo tiempo sean alimentos verdaderamente nutritivos; no aquellos altos en azúcar o químicos provenientes de comidas procesadas (que hacen se nos inflame el abdomen).  Necesitamos diversidad de alimentos enteros y combinarlos correctamente entre sí.

La clave está en planear el desayuno con antelación, y asegurarnos de incluir combinaciones de proteína “limpia” (libre de químicos dañinos/hormonas/antibióticos), grasas saludables, fibra y carbohidratos saludables de bajos índice glicémico.  De esta manera obtendrás un desayuno saludable y al mismo tiempo sustancioso y que acelerara tu metabolismo.

breakfast+3.jpg

A continuación, les comparto 4 de mis opciones favoritas:

green%2Bsmoothie%2B1.jpg

1) Batido Verde que contenga: 1) grasas saludables (ej. chia, linaza, aguacate, coco), 2) proteína de alta calidad (sin preservantes, sin colorantes ni ingredientes que no reconoces,  sin gluten, sin azúcar, sin soya y “non-GMO”/orgánico, y preferiblemente vegano, o si toleras lácteos y prefieres más proteína, de “whey” orgánico), 3) verduras/hojas verdes (ej. espinaca, kale, zucchini, pepino, etc., e incluyendo algas verdes en polvo como la spirulina, chlorella y moringa), y 4) algo de fruta preferiblemente de índice glicémico bajo (me encanta usar berries, manzana o solo aguacate o coco). Esta combinación está llena de FIBRA y te proporcionara suficiente combustible para toda la mañana.  (Para más información busca mi Beginners Smoothie Guide).  Nota: Si no te da tiempo de hacerlo en las mañanas, lo puedes dejar preparado desde la noche anterior, sellado en tu refri.

 
eggs+with+avocado+and+veggies.jpg

2) Huevos (preferiblemente orgánicos o de corral), servidos con verduras de hojas verdes (ej. espinaca o kale o microgreens), salteadas con un poquito de aceite de oliva o de coco.  ¿Necesitas un poco de carbohidratos?  Puedes incluir un poquito de camote/ batata, zanahoria, un poco de quinoa, o una rodaja de pan (preferiblemente de grano germinado o de semillas sin gluten).  Agrega ¼ de aguacate y una pizca de sal marina.  Si necesitas una opción para llevarte “on the go”, puedes hacer huevos duros (que los puedes cocinar con anticipación), y los empacas junto con alguito de vegetales y rodajas de aguacate en un contenedor de vidrio.

 
chia%2Bpudding.jpg

3) Chía pudding que se prepara remojando semillas de chía en leche vegana (por ejemplo, leche de almendras o de coco) la noche anterior. Sugiero echarle canela, vainilla (extracto puro), y si lo necesitas más dulce, añádele 1 cucharada de miel cruda o una pizca de stevia pura.  Por encima para “decorarlo” y darle un toque crujiente puedes agregarle: la fruta de tu elección en trozos, coco seco, nueces y/o semillas crudas (ej. marañón o almendras).  Para hacer una versión de chía pudding de chocolate, puedes agregarle cacao crudo/orgánico en polvo.  Lo mejor es dejar tu chia pudding (sin los “toppings”) preparado desde la noche anterior por lo que también es una magnífica opción “on the go” para las mañanas apuradas.

 
oats%252Bwith%252Bgoji%252Bberries%252Band%252Bblueberries.jpg

4) Avena Integral (preferiblemente orgánica, y yo uso sin gluten) con 1 cucharada de chía y de linaza molida, canela, miel cruda (opcional) y nueces picadas.  Al final puedes agregarle “goji berries” o berries frescos (moras, arándanos o fresas) para ese toque antioxidante (¡y sabor!). Nota: puedes utilizar otros granos (ej. quinoa o mijo) para sustituir las hojuelas de avena.  Para más opciones lee mi Quinoa, Millet & Chía Oatmeal.   Esto también lo puedes preparar desde la noche anterior y guardarlo en un contenedor de vidrio sellado (Tupperware o Mason Jar) y comerlo ya sea crudo (“overnight oats”) o cocinado y solo lo calientes la mañana siguiente.

 

Todas estas son excelentes opciones que son fáciles de hacer y que contienen los siguientes beneficios:

  • te mantienen satisfecho/a por horas

  • ayudan a bajar tus antojos de azúcar

  • ayudan a mantener tus niveles de azúcar estables

  • estimulan tu metabolismo y pueden ayudar con pérdida de peso

  • ayudan a estabilizar y mejorar tu ánimo y mejorar tu claridad mental

¡Te recomiendo que las pruebes todas! Si quieres recetas más específicas, escribime y encantada comparto mis recetas preferidas.

¿Cuáles son tus recetas fáciles y rápidas para el desayuno?  ¡Por favor comparte!